Cursos, Oratoria

SUPERA EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO CON ESTOS 5 TIPS

SUPERA EL MIEDO A HABLAR EN PÚBLICO CON ESTOS 5 TIPS

Nacimos con la capacidad innata para comunicarnos. Entonces ¿por qué al 75% de las personas en el mundo les genera miedo a hablar en público? En este artículo conocerás 5 tips para superar este temor tan común.

Nadie nace con miedo a hablar en público

Reflexionemos un momento. Ciertamente, nadie nace con miedo a hablar en público. Si así fuera, la capacidad de comunicarnos verbalmente ya se habría extinguido.

Imaginemos a un niño que está aprendiendo a hablar, su emoción es la alegría, no teme equivocarse, balbucea y va aprendiendo palabras hasta que por fin aprende a hablar.

Todavía pasará algún tiempo, seguramente hasta los seis o siete años que sus padres y maestros le seguirán corrigiendo las palabras que no pronuncie correctamente pero eso no lo desanimará de seguir hablando y mejorando cada vez.

Entonces, ¿cuál es ese momento en el que una persona comienza a tener miedo a hablar en público?

Es probable que algún evento del pasado te haya marcado tanto que ahora asocies esa experiencia desagradable con el momento de hablar en público.

La buena noticia es que todos esos malos recuerdos del pasado se pueden reprogramar para convertirlos en combustible para superar el miedo escénico.

Tip 1: Recuerda que tu audiencia es humana

Una de las recomendaciones más importantes para superar el temor a hablar en público es entender que tu audiencia está constituida por humanos, comunes y corrientes, que sienten y padecen, que tienen miedo escénico, igual que tú.

La misma estadística del inicio, que indica que el 75% de las personas presenta algún tipo de temor al hablar en público es altamente revelador: significa que esa proporción se cumple también en tu audiencia.

Quienes te están observando, les temblarían las piernas de tener que estar en tú lugar y siempre sentirán que eres valiente y arriesgado en exponerte ante ellos.

¿Ves la diferencia entre ser víctima del miedo y asumirlo como combustible entendiendo que cualquier de tu audiencia estaría aterrada de presentarse en público?

Tip 2: Ten claro tu tema

Una de las principales razones por las cuales nos atacan los nervios y la inseguridad al hablar en público es porque no nos tomamos el tiempo suficiente para determinar cuál es nuestro tema.

No importa cuánto sepamos de una materia, si no sabemos delimitar el tema que vamos a abordar en la presentación corremos el riesgo de hablar demasiado, divagar, dispersarnos y no llegar al punto que queríamos con la charla. Como espectadores, ¿cuántas veces no nos hemos perdido en el discurso de otro porque quiere abarcar tanto que al final no dice nada?

Si tenemos claro nuestro tema, la estructura de la presentación tendrá coherencia y cada palabra o frase tendrá un sentido específico, aumentando nuestra seguridad y disminuyendo nuestro temor a encarar a la audiencia.

Tip 3: Ten claro tu propósito

Ahora bien, ya tienes claro el tema del que vas a hablar y has logrado delimitarlo lo más preciso posible. Es el momento de revisar el propósito de tu presentación.

Cuando planeas una presentación, debes tener claro con qué propósito la estás haciendo: convencer, entretener, persuadir, educar, sensibilizar, confrontar, entre otros. Cada uno de estos propósitos tienen una estructura específica, un lenguaje, una coherencia que, en conjunto, te permitirán acercarte mucho más al éxito.

Si no tienes claro el propósito, la audiencia lo percibirá y esto hará mella en tu capacidad de mostrar seguridad al hablar.

Tip 4: Conecta con tu audiencia

Las personas escuchan con atención a aquellos con quienes se conectan. Nos conectamos con quienes nos cuentan historias que se parecen a nosotros, con quienes actúan como un espejo de alguna situación que hemos experimentado en el pasado, con quienes nos muestran sus sueños y anhelos y sobre todo con quienes se muestran vulnerables y humanos.

Nadie se conecta con la perfección del que todo le sale bien y nunca ha fracasado, con el que tiene todo bajo control y su vida es soñada. De hecho, la mayoría de las veces, eso genera rechazo.

Cuando te conectas a un nivel más profundo con tu audiencia y resuenas con ella, tus miedos retroceden y logras la tan ansiada fluidez al hablar en público.

Tip 5: Sé auténtico

Al hablar en público, muéstrate tal como eres, sin poses, sin máscaras. Sé auténtico a tu esencia y verás cómo haces la diferencia con tus niveles de nerviosismo al presentar.

Involucra a la audiencia en tu discurso, cada cierto tiempo, pídeles que levanten la mano para votar o ejemplificar un punto de tu charla. A las personas les gusta sentirse incluidas y tomadas en cuenta.

Siempre que puedas, habla en primera persona. Imagínate que estás charlando con un buen amigo sobre un tema que es de interés para ambos. ¿Cómo lo harías? ¿qué le dirías? Aplica lo mismo para desarrollar tu discurso y verás cómo el miedo a hablar en público pasará a ser parte del pasado.